Organización de la Iglesia Evangélica Española

La Iglesia Evangélica Española se organiza mediante un sistema sinodal y democrático. En este sistema, participan delegados de los presbiterios regionales y las congregaciones locales. El órgano supremo de gobierno y decisión de la IEE es el Sínodo General, que se reúne cada cuatro años y establece las directrices fundamentales sobre la doctrina, la organización y la misión de la iglesia.

En el periodo inter-sinodal, la iglesia está dirigida por la Comisión Permanente, que es el órgano ejecutivo elegido por el Sínodo General. La Comisión Permanente está integrada por un presidente, un vicepresidente, un secretario general, un secretario segundo, un tesorero y dos vocales. Su función es implementar las resoluciones del Sínodo General y supervisar el correcto funcionamiento de la iglesia en los aspectos administrativos, económicos y pastorales a nivel nacional.

La IEE se divide territorialmente en presbiterios5​, que son agrupaciones de dos o más congregaciones locales que comparten una misma área geográfica, cultural o lingüística. Cada presbiterio está presidido por una Mesa nombrada por el Sínodo Regional y tiene como objetivos gestionar el presupuesto regional, coordinar las actividades de las iglesias locales, fomentar la formación y proveer de atención pastoral a las congregaciones.

Share This