Conferencia de Iglesias EuropeasEl pasado mes de mayo la Conferencia de Iglesias Europeas (CEC), en su delegada Elizabeta Kitanovic, Secretaria Ejecutiva del Departamento de Derechos Humanos, se personó en una de nuestras iglesias, concretamente en el templo de calle Tallers en Barcelona, para realizar un video, la culminación de un intenso trabajo para reclamar y dar a voz a la injusticia que viven los pastores evangélicos de manos del estado español.

La Iglesia Evangélica Española (IEE) lleva muchos años trabajando y luchando en un tema que, hasta ahora, había tenido poco calado estatal, con algún apoyo puntual más verbal que real, y aún menos internacional: la digna justicia de que los pastores y sus viudas tengan derecho a un pensión digna.

En el año 1977, en plena transición de la dictadura a la democracia, el estado permitió a la iglesia católica y romana acceder a la cotización de la Seguridad Social de sus empleados religiosos, de forma que pudiera corresponderles una pensión estatal, pero este derecho fue negado, reiteradamente, a los pastores protestantes, que hasta 1999 no se les permitió disfrutar de este derecho.

El trabajo de la IEE ha sido una lucha constante para solventar esta injusticia, en los tribunales españoles, en los foros europeos, en toda ocasión se ha buscado hacer justicia con aquellos y aquellas que habían dedicado su vida laboral a un trabajo eclesial que el estado se había negado a reconocer.

Todo este esfuerzo culminó con una sentencia favorable, en 2012, en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), en el caso del Pastor Francisco Manzanas Martín. Dicha sentencia condenaba al estado español por haber vulnerado los derechos de igualdad y de no discriminación, así como el derecho a la libertad religiosa, derechos humanos fundamentales para todas y todos.

Desde la sentencia de 2012, contundente y favorable a la IEE, el estado español ha seguido impidiendo el cumplimento de los derechos a los que nuestros pastores y sus viudas deberían poder acogerse, por justicia, pero también por una sentencia firme y condenatoria a la actitud mantenida. A través de la abogacía del estado ha seguido poniendo palos en las ruedas al cumplimiento de la sentencia de Estrasburgo obligando a la IEE a seguir costeando las pensiones y los costes judiciales, porque por justicia no podemos abandonar a aquellos que el estado no quiere amparar. Las tergiversaciones de la sentencia europea se lleva a extremos inverosímiles como la negación sistemática de las resoluciones, o el obligarnos a asumir el coste capital de las pensiones.

Ahora la CEC se ha sumado a nuestra lucha y ha realizado un video donde se presenta, a través de personas afectadas y personas que están trabajando dentro de la iglesia por esta cuestión: la injusticia que están viviendo las iglesias evangélicas en un país supuestamente aconfesional y con libertad religiosa. Este video fue presentado por primera vez en la Asamblea de la CEC en Novi Sad, Serbia, siendo tan impactante para los presentes que se decidió enviar una misiva al gobierno español, a la que respondieron, como en tantas otras ocasiones, con evasivas tales como “estamos trabajando en ello”. Pero no ha sido este el único movimiento que ha provocado la presentación del video, las iglesias de Escocia, Holanda, Italia, Alemania y Francia están invadiendo las embajadas españolas en sus países de peticiones para que este tema quede definitivamente solucionado.

Han sido años de lucha y trabajo, reclamando una justicia que todavía no ha llegado. Mientras nuestros pastores y sus viudas van muriendo el estado sigue sin solucionar una clara y manifiesta vulneración de los Derechos Humanos de una minoría religiosa de este país. Pero hoy estamos muy agradecidas a la CEC y al trabajo que ha realizado por visibilizar nuestro problema, nuestra voz ha encontrado un eco profundo y fuerte en nuestros hermanos y hermanas de las iglesias europeas y eso nos colma de agradecimiento, hacia ellas y hacia Dios, que nos sigue bendiciendo, incluso en medio de la lucha.

Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española
Madrid, Septiembre, 2018

 

Etiquetas: ,