Julio Roberto Asensio
Pastor Julio Roberto Asensio

El pastor Julio Roberto Asensio do Santos fue elegido presidente de la Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española en el Sínodo de la IEE en Pedreña, Santander. El periódico El País recoge el 15 de octubre de 1989 este nombramiento y señala que era hijo y nieto de protestantes.

Había nacido el 1 de Junio de 1939, y participó activamente en su comunidad y en el movimiento juvenil de la Iglesia Evangélica Española en los tiempos difíciles de nuestra iglesia, bajo la dictadura. Se traslada a Madrid y estudia residiendo en el Colegio El Porvenir, donde se ubica el Seminario Evangélico Unido de Teología. En su libro La memoria robada, Andrés Rodríguez recoge anécdotas de esta etapa de su vida. Allí conoció a su primera esposa, Cristina Rodríguez, también arraigada en las familias protestantes de Asturias, en Besullo. Con Cristina tuvo tres hijos, Julio, Ana y Alejandro. Termina sus estudios en septiembre de 1967 y se traslada a estudiar al ISEDET en Buenos Aires, Argentina.

Ordenado al ministerio pastoral el 1 de junio de 1969 siempre participó de manera muy activa en los Sínodos y en concreto en la redacción de documentos reglamentarios, tanto para la Iglesia Evangélica Española como para los diferentes Presbiterios de los que formó parte. Ejerció el pastorado en Cartagena, Santander, Zaragoza y en dos iglesias de Madrid, en la calle Noviciado y Bravo Murillo.

Últimamente, junto a su segunda esposa, Matilde Peña de raíces protestantes en Extremadura, con quien contrajo matrimonio tras el fallecimiento de Cristina, trabajó en la recuperación de la memoria protestante de las iglesias de Extremadura, en particular de Ibahernando.

Falleció en Madrid el 15 de noviembre de 2019. Echaremos de menos a un compañero pastor infatigable en el norte y siempre inconformista con todo lo que no hiciera de la iglesia una comunidad comprometida.

Bienaventurados de aquí los que descansan en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen”. (Ap14, 13)

Etiquetas: ,