30  de abril, 2020

Estimados hermanos y hermanas:

Recibid un saludo fraterno de parte de todos los miembros de la Comisión Permanente.

           Hemos pasado semanas con grandes desafíos bajo el confinamiento a que la pandemia del COVI-19 nos ha llevado. Lamentamos profundamente el fallecimiento de varios miembros de nuestras iglesias en diversos presbiterios y oramos por el consuelo y la fortaleza para los familiares y miembros de las comunidades que han vivido estas pérdidas. A todos les animamos a la confianza en el Señor resucitado para que se renueven en la paz y esperanza que nos brinda el Señor de la vida.

           También tenemos presente a aquellos que se han enfermado y siguen enfermos, oramos por su pronta recuperación y el restablecimiento total de la salud. Tampoco nos olvidarnos de nuestros hermanos y hermanas y de los muchos que en este tiempo se han visto afectados en su vida laboral, con la carga económica que esto conlleva. Confiamos en el Señor que provee y damos gracias a Dios por nuestras comunidades que a pesar de las limitaciones en que estamos han podido continuar con la distribución de alimentos y ayuda solidaria a los de su entorno.

           Aunque aun faltan varias semanas para un progresivo desconfinamiento que nos lleve a poder reanudar las actividades regulares en nuestras iglesias, y en especial de las celebraciones litúrgicas en nuestros edificios de culto, os animamos a irnos preparando y tomar las medidas necesarias previas para poder realizar los cultos y reuniones de manera segura. 

           Para lo anterior se anexa un documento con un protocolo de apertura de lugares de culto y celebraciones de las iglesias” que contiene tanto un calendario previsto de apertura en la cronología de las fases que el gobierno ha establecido, así como una serie de procedimientos a tener en cuenta antes, durante y después de las celebraciones.

           Así mismo en dicho documento están las indicaciones para celebrar un culto unido  el próximodía 10 de mayo que será retransmitido telemáticamente.

           Finalmente queremos animaros con las palabras del apóstol y que seguramente las hemos hechas nuestras durante este tiempo y que nos permiten vislumbrar el horizonte del futuro con ánimo esperanzador:

¿Quién nos separará del amor de Cristo? 

¿Tribulación, o angustia, o persecución, 

o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Como está escrito:

“Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; 

Somos contados como ovejas de matadero”.

Antes, en todas estas cosas somos 

más que vencedores por medio 

de aquel que nos amó. 

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, 

ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, 

ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, 

ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada 

nos podrá separar del amor de Dios, 

que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39).

Atentamente:

Pastor Dr. Israel Flores Olmos, Secretario Primero CP

Documentos para su descarga:

  1. Comunicado CP-Desconfinamiento
  2. Protocolo Cultos IEE abril 2020 DEF
Etiquetas: ,