4 de abril de 2020

Desde la Comisión Permanente os enviamos saludos y deseamos que os encontréis con bien, vosotros y vuestras familias. Oramos especialmente por aquellos que están enfermos o tienen familiares enfermos, y desde luego mandamos un abrazo y pedimos el consuelo y la fortaleza en esperanza del Señor por los que han perdido algún ser querido en este tiempo.

   Nuevamente nos encontramos con un periodo de reclusión, lo que imposibilita que nos reunamos en nuestros edificios, pero no implica que dejemos de ser iglesia y que no podamos acompañarnos como comunidades de fe y compromiso. Son precisamente estas dos últimas las que caracterizan a la iglesia en tiempos como los que estamos viviendo. La fe que acompaña y el compromiso que sostiene a pesar de todo es lo que permite a la iglesia ser luz y sal de la tierra al ser sustentada por el Buen Pastor. La manera en que enfrentamos este tiempo límite determina lo que somos. La iglesia está llamada a manifestar su fe en el evangelio y el compromiso con el Reino de Dios aun en esta situación de confinamiento. 

   Sabemos que no solo los pastores sino que los miembros de los consejos y de la iglesia en general se han esforzado para continuar en comunicación y acompañamiento unos de otros. Muchos agradecen los mensajes, las llamadas telefónicas o los correos con saludos y preguntas sobre la situación de cada uno. Os invitamos a continuar en este espíritu de atención de unos por los otros y a seguir orando por los enfermos, no solo de nuestra iglesia, sino del país, y del mundo. Os invitamos a tener presente muy especialmente a los grupos más vulnerables y las regiones más pobres de nuestro planeta donde hacen falta los medios más indispensables para afrontar esta enfermedad. 

   Ahora contamos con medios electrónicos, el internet y todo lo que esto ofrece para facilitar nuestra comunicación y acompañamiento. Estos ha de redundar para fortalecer nuestra unidad en comunión. Es por todo ello que desde la CP, os invitamos a seguir los materiales que los pastores y pastoras de nuestra iglesia están elaborado para llevar a cabo las celebraciones tanto de semana santa, de los próximos domingo y de los otros días que durará la alerta sanitaria.

   Os proponemos estos recursos litúrgicos, de oración y predicación para que podáis hacer uso de ellos y en unidad, continuar cantando, orando y reflexionando en la Palabra del Señor que nos inspira, fortalece y nos sustenta en la fe, para continuar caminando comprometidamente con su reino y su justicia.

Podréis conseguir los materiales litúrgicos en el siguiente enlace: https://recursos-iee.blogspot.com

  Deseamos que el Señor sea con todos vosotros, y os compartimos esta oración  escrita por Dietrich Bonhoeffer:

“Reina en mí la oscuridad, pero en Ti está la luz;

estoy solo, pero Tú no me abandonas;

estoy desalentado, pero en Ti está la ayuda;

estoy intranquilo, pero en Ti está la paz;

la amargura me domina, pero en Ti está la paciencia;

no comprendo tus caminos, pero Tú sabes el camino para mí.

En Ti está la luz”

Atentamente:

Pastor Dr. Israel Flores Olmos, Secretario Primero CP

Etiquetas: ,